RENACIMIENTO FRANCÉS EN VITACURA.

“AIR DE COUR” INVADE VITACURA.

El cómodo espacio del Auditórium del Centro Cívico de la Municipalidad de Vitacura, dio cabida, al que fue –según se explicó- el primer concierto que se realiza en ese lugar.

Cuatro artistas de reconocida solvencia, abordaron un programa exquisito, que encantó al público que llenó la sala, demostrando la avidez de muchas personas por presenciar espectáculos de excelencia, como fue el que presenciamos.

La soprano Magdalena Amenábar, el laudista Oscar Ohlsen, las flautas y otros instrumentos de viento de Octavio Hasbún, más el actor Nicolás Gallego también  percusionista, dieron vida a “Air de Cour” música de las cortes francesas de los siglos XV al XVII, con el que lograron transportar a los presentes hasta ese refinado mundo.

Oscar Ohlsen, Magdalena Amenábar, Octavio Hasbún, Nicolás Gallego. foto cortesía de los artistas.

Una discreta amplificación e iluminación dieron el marco adecuado a la presentación.

Alejándose de estereotipos, que muchas veces solemnizan estas obras, ellos las abordan ajustándose al sentido de los textos, que desde la melancolía y el dolor, saltan naturalmente a la ironía y el humor.

Desde el elegante inicio instrumental en dos partes, se apreció la seriedad del trabajo de los intérpretes, algún pequeño desajuste, entre la flauta y el laúd en la sección lenta, que fue salvado diestramente, dejó la sensación de algo superior.

Oscar Ohlsen, Octavio Hasbún y Magdalena Amenábar. foto cortesía de los artistas.

Muchas de las obras, permiten el diálogo entre la voz y los instrumentos, o bien con secciones entre laúd y flauta que anteceden al canto, siendo realizadas con exquisita finura y delicadeza de enfoque.

Del mismo modo son de mayor elogio, los cambios de carácter logrados, tanto por la excelente soprano como por los sólidos instrumentistas, a ello se suma el complemento del actor que enlaza muchas de las obras.

Magdalena Amenábar. foto emol

Magdalena Amenábar en una potente muestra de versatilidad, asumió cada texto, con estupenda fonética y cambios que llevaron a los asistentes a gozar o sufrir con las contingencias de los personajes descritos en esos textos.

La expresiva desolación de “Hélas! Que je suis desolé”, o en las interacciones con Nicolás Gallego, en “Ne l´oserais-je dire” de notable gracia, o bien el melancólico “Le mois de mai” que permite a Magdalena exhibir sus dotes de actriz, las mismas con que enfoca el graciosísimo “Je suis d´Alemagne”, con asomo de histrionismo colectivo.

Una cierta inquietud se apreció en la “Pavane y Gaillarde” instrumental de Adrián Le Roy, la que desapareció con el andar de la obra.

No olvidamos la musicalidad exquisita de “Ma belle si ton ame” cantada por Magdalena en una fusión perfecta con lo instrumental, obra fue antecedida por una excelente introducción de Gallego.

Oscar Ohlsen foto uc.cl

Perfecta en su sutileza de canto acompañado por el laúd de Ohlsen, fue “Si jamais mon ame blessée”, para finalizar la primera parte con la versión de “Ma bergere non légere” en la que teatralizaron una historia de cortejo amoroso, marcada por una estupenda progresión dramática.

Sólida y afiatada fue la “Basse dance” que abrió la parte final, que dio paso a la vital y graciosa entrega de “Soy tú amante, abre la puerta”, todas las dudas amorosas aparecen en “Lors que tes beaux yeux mignone” en un abanico de estados emocionales mostrados por todos los intérpretes.

Octavio Hasbún. foto uc.cl

De las “Tres Branles aldeanas” destacaremos la finura y musicalidad de Hasbún en flauta y la destreza de Ohlsen en laúd, que destacaron con extrema gracia sus elementos populares.

Un colectivo juego irónico ofrecieron luego en “Qui vent chasser une migraine”, que antecedió a otro de los grandes triunfos en la voz de Magdalena Amenábar, al cantar “N´esperez plus mes yeux” con profundo y expresivo dolor en una demostración del mejor manejo dinámico.

Al finalizar con “Un jour que ma rebelle” los cuatro intérpretes transmitieron su goce al público, incluido un pequeño baile a cargo del actor, que enfervorizó a los asistentes.

Un gran concierto para iniciar el verano.

Gilberto Ponce.

0 0 votos
Article Rating
Suscribir
Notificar de
guest

1 Comment
Más antiguo
El más nuevo Más Votados
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
Mario Pavez
Mario Pavez
12 Años Hace

Me pareció un programa muy entretenido y bien escogido. Cuatro artistas que lograron cautivar con un repertorio íntimo, variado y sutil.
La tónica del actor percusionista permitió también superar la barrera del idioma lo que da como fruto una mejor comprensión del texto y sentido de las canciones en su época y en el hoy…
Finalmente es grato ver también cómo los artistas gozan y se entretienen sobre el escenario permitiendo un acercamiento y naturalidad entre el cuarteto de artistas y el público.
El repertorio, bellísimo.

Últimas Críticas

1
0
Me encantaría tu opinión, por favor comentax