NORMA CIERRA TEMPORADA LÍRICA 2018.

VERSIÓN INTERNACIONAL DE NORMA DE BELLNI.

El cierre de la Temporada de Ópera 2018 del Municipal de Santiago, presentó una nueva producción de la ópera Norma de Vincenzo Bellini, obra de grandes dificultades tanto para los solistas, como para el resto de los participantes.

Pollione (Sung Kyu Park) y Flavio (Pedro Espinoza) foto Marcela González

Además de bel canto, esto es poseer voces poderosas y de gran extensión, exige un fuerte énfasis en lo dramático, por ello sus intérpretes necesariamente deben ser además buenos actores, creemos que este elenco posee en general grandes voces, pero en lo actoral es bastante irregular.

La producción encabezada por Francesca Zambello en régie, traslada la acción desde la Galia 50 años antes de Cristo, hasta el siglo XIX, algo que provocó un cierto escozor en alguna parte del público, no obstante al final la gran mayoría terminó por aceptarla seguramente debido a la gran belleza estética de la misma.

Norma (Irina Churilova) en su primera entrada. foto Marcela González

Probablemente el término que mejor define esta Norma, es eclecticismo, debido al cruce de estilos, no obstante a pesar de ello se logra unidad, algo no menor; la escenografía (Peter J. Davison) está sustentada en una semi bóveda que rememora el Panteón de Roma, al costado derecho un muro desgastado y primitivo, al izquierdo una gran reja vidriada que permite ver columnas neoclásicas y en ocasiones la luna, de vital connotación en la ópera, el panel abovedado móvil permitirá tanto el ingreso de Norma y sus doncellas al comienzo y al final le llevará junto a Pollione hasta la hoguera.

Oroveso (Ievgen Orlov) y un grupo de galos. foto Marcela González

Omnipresente y colgando sobre el centro del escenario, el árbol sagrado que subirá o descenderá según la acción, un quiebre es el sobrio dormitorio de Norma de carácter neoclásico, que tendrá siempre iluminación pareja, al revés de las otras escenas donde la iluminación cambia sutil y permanentemente, creando escenas simplemente mágicas, este juego de iluminación de Marck McCullough es sin duda uno de los factores decisivos en el éxito de la propuesta, en contraste a otras donde a veces se opta por el feísmo como recurso “conceptual”. Mencionaremos la belleza poética del aria Casta Diva, un lujo en refinamiento visual.

Norma (Irina Churilova) junto a Oroveso (Ievgen Orlov) encabezan la invocación a la guerra contra los romanos. foto Marcela González

El vestuario de Jennifer Möller resume el eclecticismo de la puesta, los Galos visten a la usanza de campesinos del S. XIX, mientras que los Druidas llevan túnicas y capas, los romanos, tal vez los más desconcertantes, como soldados de elegantes uniformes verdes del período de Regencia, mientras que Norma, Adalgisa y Clotilde en vestidos algo atemporales, no obstante, a pesar de las  diferencias se mantiene un equilibrio en los contrastes que completa el arco visual. Las bailarinas del cortejo de Norma, en un diseño coreográfico de Edymar Acevedo, estilizan bellamente las danzas druidas y sirven de eficaz apoyo en la gran escena de Casta Diva.

Adalgisa (Oksana Sekerina) foto Marcela González

Konstantin Chudovsky dirigió a la Filarmónica de Santiago -que mantiene su belleza sonora-, con reciedumbre y lleno de contrastes en la obertura, para luego observar un muy cuidadoso trato a los cantantes, respetando sus inflexiones y rubato, su manejo del carácter de los coros lo encontramos muy acertado, probablemente en el todo puso más énfasis en la fuerza dramática, pero en las partes más íntimas fue acertado como su enfoque en el aria con coro Casta Diva que fue bello y contenidamente poético.

El Coro del Municipal de Santiago que dirige Jorge Klastornick como siempre vital en canto y actuación, recordemos el coro inicial, el mencionado Casta Diva por la sutileza del pianissimo, la potencia del “Guerra, guerra”, los coros invocantes y el coro final.

Clotilde (Evelyn Ramírez) y Norma (Irina Churilova) foto Marcela González

Alguien dijo: al parecer volvieron las grandes voces al Municipal, sin duda cierto, pero creo que tenemos que hacer algunas precisiones; Irina Churilova que cantó Norma, posee una hermosa y muy poderosa voz, sus pianissimo son hermosos, pero sus agudos resultan en muchas ocasiones algo estridentes y con afinación imperfecta, su actuación debe mejorar bastante, no obstante sus momentos conmovedores la llevaron a triunfar plenamente. Su dúo con Adalgisa tanto como su trío con Pollione y Adalgisa emocionaron al público.

Pollione (Sung Kyu Park) es apresado por los romanos. foto Marcela González

Pollione fue cantado por Sung Kyu Park, tenor de timbre agradable, gran caudal de voz, pero con inflexiones algo crudas, poco sutiles, eso sí, encontramos débil su actuación que es muy poco natural, tal vez la última escena sea su punto más destacable.

Adalgisa que cantó Oksana Sekerina fue sin duda la más pareja del trío protagónico, hermoso timbre, gran volumen, y con estupendo manejo dinámico, bellos pianissimo, poderosos forte, y una actuación de gran naturalidad.

Norma (Irina Churilova), Pollione (Sung Kyu Park) y Oroveso (Ievgen Orlov) hacia el final de la ópera. foto Marcela González

El sacerdote Oroveso, padre de Norma, encontró en Ievgen Orlov un bajo de voz irregular, con momentos de afinación confusa, pero sobre todo esquemático en actuación, no le otorgó la prestancia necesaria a su papel.

Clotilde le permitió a Evelyn Ramírez, mostrar ampliamente sus magníficas condiciones vocales y de actuación, Flavio el asistente de Pollione fue abordado por Pedro Espinoza, quien en su empeño de equiparar el volumen de Pollione, le llevó a forzar la voz siendo muy duro en muchos momentos.

Simplemente encantadores los niños Violeta Araya y Felipe Camus que actuaron como los hijos de Norma.

Pollione y Norma suben juntos para morir en la hoguera. foto Marcela González

La gran ovación del público al final, incluyó también algunos abucheos al equipo de la puesta en escena, los que fueron ampliamente superados por los aplausos, en una función que sobresalió por sus grandes voces y su belleza visual.

Gilberto Ponce (CCA)

Esta entrada fue publicada en Criticas. Guarda el enlace permanente.

2 Respuestas a NORMA CIERRA TEMPORADA LÍRICA 2018.

  1. Elisa Álvarez dijo:

    Como siempre una crítica bien fundamentada,cosa muy importante,a mi juicio el crítico no debe influenciarse co animadversiones o gustos muy específicos.Hay que aceptar el eclecticismo,a mi me cuesta ver romanos con uniforme del siglo XIX con cascos de AC.,lo mismo que el bosque sagrado este contenido en una construcción mezcla del Panteón,supuestamente construido por Agripa ,rodeado de rejas y con el árbol sagrado en del centro.En todo caso ,al menos se cuidó la estética y la iluminación.Las voces grandes están bien para una ópera como ésta.El Pollione de deficiente actuación y voz irregular,en fin me gustó mucho más Adalgisa(todo esto en el estreno internacional)su canto regular ,sin desafinaciones,para ser justa la Norma las tuvo en pocas ocasiones.En general fue una buena función que dejó contento al público,salvo algunos abucheos cuando salió s saludar el staff técnico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *