EL MESÍAS EN SAN IGNACIO.

EL MESÍAS DE HAENDEL POR LA UNIVERSIDAD ALBERTO HURTADO.

Siempre hemos destacado el interés del Instituto de Música de la Universidad Alberto Hurtado, por presentar programas no solo de calidad pues también ellos son desafiantes para los alumnos que enfrentan tales retos.

En esta oportunidad abordaron en su versión integral el celebérrimo oratorio de Georg Friedrich Haendel, El Mesías dirigido por Jessica Quezada quien además dirige el Coro del Instituto de Música de la UAH, lo hicieron junto a cuatro solistas y un pequeño conjunto instrumental, en la hermosa Iglesia de San Ignacio de Alonso Ovalle.

Georg Friedrich Haendel. foto operaonline

No resulta fácil hablar del desempeño del Conjunto Instrumental, debido a que por circunstancias de fuerza mayor, este se vio reducido solo a violín, oboe, violoncello y teclado, adicionando trompeta en tres números.

Esta escasa combinación fue más que insuficiente en muchos pasajes corales, así como en algunas arias, reconocemos la solvencia de Hernán Muñoz en violín, pero fue inaudible en muchos momentos, algo similar ocurrió con el oboe de Guillermo Opazo; creemos que Roberto Becerra (violoncello) estuvo muchas veces fuera de pulso y con algunas evidentes desafinaciones, Yudalys Perdomo en teclado, fue de escaso aporte en lo musical, claro está que tuvo que luchar con un defectuoso instrumento en un fragmento extenso, solo discreto consideramos el aporte de Miguel Muñoz en trompeta; pero a favor de todos insistimos en la combinación a que se vieron enfrentados no fue la mejor.

Vista general del concierto en la Iglesia de Alonso Ovalle.

El párrafo anterior podría hacer pensar que el resultado general no fue bueno, nada más alejado de la realidad, pues en razón de las grandes dificultades que presenta este monumental oratorio, el saldo es ampliamente positivo.

Jessica Quezada con gesto firme y claro condujo la obra logrando momentos de gran belleza y musicalidad, el Coro preparado por ella, mostró gran solidez, con voces timbradas y seguras, salvando con facilidad los escollos que son muy numerosos, en particular la segunda parte que posee una gran cantidad de coros muchos de gran complejidad, como las frecuentes fugas.

Coro, solistas Camila Guggiana y Pamela Zavala y parte del Conjunto Instrumental.

Los solistas mostraron un desempeño algo disparejo, siendo a nuestro juicio la más débil la joven contralto Pamela Zavala, que posee un muy hermosa y gran voz, pero su enfoque de recitativos y arias es distante, con fraseo irregular que no permite apreciar su musicalidad, habrá que verla en otra obra y oportunidad.

Ariel Reyes el tenor posee un agradable timbre y su voz que fluye con facilidad, se ve que tiene muy claro lo que debe hacer y es expresivo, pero sus coloraturas no siempre son perfectas, y en sus agudos se alternan algunos precarios con otros sólidos.

Coro y parte del Conjunto Instrumental.

Nicolás Suazo el bajo, y que es el único que no pertenece a al Instituto de Música es dueño de una hermosa voz, además es extraordinariamente musical y su dicción es notable, su tesitura le permite transitar por agudos y graves sin cambiar el timbre, agregando a todas estas características una notable seguridad, que le permite frasear y articular con naturalidad, creemos que su mayor triunfo fue su monumental aria del final The trumpet shall sound, que cantó en forma espléndida.

En primer plano izquierda a derecha Yudalis Perdomo teclado Ariel Reyes tenor y Nicolás Suazo bajo.

La soprano Camila Guggiana posee un precioso timbre, con un volumen que maneja con destreza, su afinación es perfecta tanto como su forma de frasear, permitiéndose con absoluta naturalidad realizar variaciones en la repeticiones de frases, su rango en tesitura le entrega seguridad tanto en los graves como en sus impecables agudos, que maneja con variedad dinámica, entre sus muchos logros queremos destacar su aria Rejoice greatly cantada con una gran prestancia y musicalidad.

Un concierto que da cuenta de la seriedad del trabajo que vienen realizando estos alumnos del Instituto de Música UAH, el que fue reconocido por el público con grandes y entusiastas aplausos.

Gilberto Ponce. (CCA)

Esta entrada fue publicada en Criticas. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario