DE PANGUIPULLI CON AMOR Y CALIDAD.

UNA EXPERIENCIA MUSICAL ÚNICA, ORQUESTA DE PANGUIPULLI.

Siempre lo he afirmado con fuerza, porque estoy convencido que uno de los programas culturales más importantes jamás realizados en Chile, es la creación de la Fundación de Orquestas Juveniles e Infantiles, que promovió el recordado y visionario Fernando Rosas.

Las dos Orquestas, Infantil y Juvenil de Pangupulli, dirigidas por Alexander Sepúlveda

Las dos Orquestas, Infantil y Juvenil de Pangupulli, dirigidas por Alexander Sepúlveda

Su labor silenciosa pero sonora musicalmente, ha llegado a miles de niños y jóvenes a través de los años, logrando algo que los políticos soñarían con conseguir; cambiar lentamente a niños y jóvenes, y por ende a sus familias y comunidades, haciéndoles mirar la vida y la sociedad con una mirada limpia y sin prejuicios, y por sobre todo creyendo en sus propias capacidades, en un trabajo que es comunitariamente solidario; todo en función de una meta que solo enriquece el espíritu. ¿Cómo cambiaría nuestro país si ese fuera un ideal colectivo?.

Alexander Sepúlveda dirigiendo en pleno concierto.

Alexander Sepúlveda dirigiendo en pleno concierto.

Afortunadamente en esta labor se han concertado tanto entidades privadas como públicas, que en un gesto del mejor altruismo y sin buscar ganancias de ningún tipo, ni afortunadamente políticas, han conseguido que la vida de muchos niños y jóvenes, sea definitivamente mejor.

En este marco, es que un grupo de empresarios privados de Panguipulli, se empeña en lograr y con mucho éxito la creación de una Orquesta Sinfónica Infantil y una Orquesta Sinfónica Juvenil, lo que después llega a la creación de un verdadero Centro de las Artes en Panguipulli, donde niños y jóvenes acceden a la música, danza y canto además de actividades en Artes Visuales, en la llamada Casona Cultural; no es menor que hasta el momento cerca de 800 niños y jóvenes han sido beneficiados solo en música, a ello debemos sumar, porque lo vimos en el concierto, a una solista en canto y dos estupendas bailarinas de poco más de diez años.

Maderas y Bronces de las dos Orquestas.

Maderas y Bronces de las dos Orquestas.

En celebración de sus diez años de labor, las orquestas realizaron una gira que culminó con un brillante y exitoso concierto en el Teatro Municipal de Las Condes, que les ha acogido con gusto en varias oportunidades.

La gira involucra a cerca de 90 músicos desde los 7 a los 22 años, todos impecablemente vestidos, hermosamente en rojo y negro las niñas, mostrando absolutamente todos, una seriedad enorme en su trabajo, traducida en una disciplina y musicalidad de la mejor escuela; cuantas veces hemos visto a profesionales con desgano, palabra que no existe en estas entidades.

Los estupendos Bronces de la Orquesta-

Los estupendos Bronces de la Orquesta.

Para este logro, sin duda que la formación y el trabajo previo que realiza su director Alexander Sepúlveda, es simplemente asombroso, para luego en el concierto con gesto sobrio y preciso conduce fraseos e intencionalidades, mientras maneja el balance instrumental con precisión.

El escucharles no solo provoca admiración por la calidad, pues sin duda termina por conmover, y como no hacerlo cuando algunos de estos músicos apenas alcanzan el suelo con sus pies, a un niño chelista, hay que ponerle una silla de jardín infantil, mientras toca su chelo para niños.

Las sopranos Magdalena Amenábar y Carolina Rojas, interpretando Mozart.

Las sopranos Magdalena Amenábar y Carolina Rojas, interpretando Mozart.

En este concierto, estos jóvenes tuvieron la fortuna de contar con una gran profesional, se trató de la soprano Magdalena Amenábar, quien sin duda fue un estímulo extra en interpretación.

Primero escuchamos a la Orquesta Sinfónica Infantil en obras de Bela Bartok, Román Fernando Gordo y Robert Schumann, todas interpretadas con expresividad y musicalidad.

Luego por la Orquesta Sinfónica Juvenil vinieron selecciones del Lago de los Cisnes de Tchaikovsky, de gran sensibilidad y precisión superando estupendamente los desafíos rítmicos, un cambio de estilo vino después con la selección de West Side Story de Bernstein, mostrando su versatilidad, encantador fue posteriormente el Vals de la Bella Durmiente, también de Tchaikovsky.

Con enorme entusiasmo y vigor se interpretó después Truenos y Relámpagos de Strauss, donde el público fue invitado a participar con palmas.

Dos momentos muy importantes en los musical se vivieron cuando intervino Magdalena Amenábar, primero en Lascia ch´io pianga de Haendel, interpretado muy sensiblemente por la soprano, que contó con un bello acompañamiento de las cuerdas.

Trío de Clarinetes.

Trío de Clarinetes.

Enseguida se incorporó otra soprano, alumna de la escuela de canto de Panguipulli Carolina Rojas, que cantaron exquisitamente un Duetino de Las Bodas de Fígaro de Mozart.

Sensible fue el Tema de Amor de Cinema Paradiso, para finalmente las dos orquestas, con más de 90 músicos en escena exaltaron al público con Pompa y Circunstancia de Elgar, la Tempestad de Smith y un Tributo a Michael Jackson, en el que intervinieron dos hermosas niñas de la Escuela de Danza.

Las dos Orquestas dirigidas lor Alexander Sepúlveda, agradecen los aplausos.

Las dos Orquestas dirigidas lor Alexander Sepúlveda, agradecen los aplausos con Truenos y Relámpagos.

El público de pie logró como encore, Truenos y Relámpagos, cerrando una velada inolvidable. (Como recomendación, debieran incluir en el programa el nombre del Director)

Gilberto Ponce. (CCA)

Esta entrada fue publicada en Criticas. Guarda el enlace permanente.

5 Respuestas a DE PANGUIPULLI CON AMOR Y CALIDAD.

  1. carolina rojas dijo:

    Muy bellas palabra, mi nombre es Carolina Rojas y soy la soprano que acompaño a Magdalena Amenabar, solo quiero aclarar que no tomo clases de canto en la Escuela de Canto de Panguipulli, comencé hace unos cinco meses a tomar clases de canto en valdivia con la profesora Alexandra Aubert. Saludos

  2. Alexander Sepúlveda dijo:

    muchas gracias por la critica!!!

    Los niños, jóvenes, profesores, familias y comunidad en general están muy orgullosos de las palabras con las que describes el trabajo que se realiza en Panguipulli y que hoy nos esta dando tantos frutos, no solo en lo musical.

    • Estimado Alexander, nada de lo dicho es gratuito, es lo que escuché, ví y sentí, no es un estímulo por sé, el trabajo serio y musical debe ser valorado, por eso lo escribí, en general se dice que soy muy duro, pero si has leído otros comentarios críticos en mi página, verás que no transo co la afinación y valoro mucho la musicalidad, y ustedes la tienen.
      Un abrazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *