LA CALIDAD DEL LINCOLN QUARTET.

LINCOLN QUARTET EN LA BEETHOVEN.

La presencia del Lincoln Quartet, en la Temporada Internacional de Conciertos Fernando Rosas de la Fundación Beethoven, vino a confirmar, que esta versión ha sido una de las más parejas en cuanto a calidad, pues en ella se han presentado conjuntos de la más alta jerarquía.

The Lincoln Quartet. foto twitter

The Lincoln Quartet. foto twitter

El conjunto formado por las hermanas Lei Hou y Qing Hou, en violines, Lawrence Neuman en viola y Ken Olsen en violonchelo, todos miembros permanentes de la Sinfónica de Chicago, muestra una solidez y afiatamiento que pareciera producto de solo dedicarse a la música de cámara, por la  madurez mostrada en cada una de las obras que tocaron.

Dmitri Shostakovich. foto biografiasyvidas

Dmitri Shostakovich. foto biografiasyvidas

El Cuarteto Nº 11 en Fa menor, Op. 122 de Dmitri Shostakovich, que inició su presentación, dio cuenta en sus siete breves movimientos, del magnífico uso de contrastes de todo orden que ellos pueden manejar; la obra que a ratos puede ser descriptiva en su carácter elegíaco, exige fraseos y articulaciones precisas, que realzan sus contrastes, así como finura en ataques y cortes, sin descuidar nunca el balance en sus increíbles pianissimo, o en sus poderosos forte, la maestría total culminó con la levedad del final provocando una enorme admiración.

Busto de Ludwig van Beethoven. fofo wikipedia

Busto de Ludwig van Beethoven. fofo wikipedia

Continuaron con el Cuarteto Nº 3 en Re mayor, Op. 18 de Ludwig van Beethoven, obra temprana que no elude la influencia de Haydn, por ello la versión acentuó la claridad clásica muy propia del estilo. Destacaremos la gracia de los contrastes dinámicos en el primer movimiento.

El Andante, destacó por su sensible y casi íntima expresividad, mientras que el tercero, Allegro, lo hizo por su cuidadosa contención emocional, propia del clasicismo.

El cuarto, Presto, dio cuenta de gran virtuosismo, mostrando la justa expresividad; no obstante, a pesar de lo notable de la versión, estimamos que a los violines les faltó más presencia sonora.

Anton Dvorak. foto youtube

Anton Dvorak. foto youtube

Finalizaron, con un de los cuartetos más populares de todos los tiempos, el Cuarteto Nº 12 en fa mayor, Op. 96, llamado Americano, en razón a que fue escrito en USA, y por recoger algunas melodías propias de Estados Unidos.

En el fue apreciable el peso sonoro con que lo enfrentaron, no solo por razones de estilo, ya que su expresividad así lo requiere a través de sus melodías, algunas entrañables, que ya pertenecen al inconsciente colectivo, creemos que los intérpretes mostraran un especial afecto por la obra, lo que realzó aún más su belleza.

La frases dedicada a cada instrumento, recibieron una musical dedicación sin perder jamás el preciso balance sonoro.

El Andante, fue tocado casi como una “canción sin palabras”, logrando cimas expresivas en un verdadero arco emocional, en sus diálogos entre instrumentos.

El Molto vivace, además de la gracia en sus contrastes dinámicos, recibió importantes cambios de carácter entre sus secciones, predominando un virtuosismo y goce exultante en la interpretación.

The Lincoln Quarte. foto eventsmusic

The Lincoln Quarte. foto eventsmusic

Los entusiastas aplausos, les llevaron a ofrecer como encore, una sensible versión de una Lullaby de Gershwin, ratificando cada uno de los valores mostrados por este estupendo Lincoln Quartet.

Gilberto Ponce. (CCA)

Esta entrada fue publicada en Criticas. Guarda el enlace permanente.

4 Respuestas a LA CALIDAD DEL LINCOLN QUARTET.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *